miércoles, 21 de diciembre de 2011

Gracias por levantarme, te debo la vida.

Son las 3 de la madrugada, últimamente he dormido tarde, es que, a diario tengo el mismo afán, soñar con él.
 Porque el imaginarlo y estar a su lado ya no me llena, estoy comenzando a necesitarlo ahora también mientras duermo.
Hoy lo vi y no pude dejar de sentir melancolía al mirarme en cada lugar en el que estuve parada esperándolo ya hace dos años.
Y mientras caminaba a nuestro punto de encuentro ( Mismo que no ha dejado de ser pese al paso del tiempo) comencé a conversar conmigo. (Agrego que  no encuentro aún un  mejor distractor cuando estoy sola ).
Entonces, llegó para mí una pregunta que yo misma efectué.
-¿Por qué darle el corazón a la misma persona que te ha lacerado?
Y sí, la misma que preguntó respondió en un instante así:
-Porque yo decidí brindárselo y pese a lo temerosa que soy, en ningún momento le tuve desconfianza.
Porque si bien, un día me empujó a un abismo del cuál pensé no salir jamás, al otro día me elevo con un "Regresa, estaremos bien".

Un mal día leí que el universo es una paradoja. " A veces te da una patada tras otra y otras te da bolsas de caramelos."
Y si hoy me pregunto:
-¿Estás feliz con la misma persona que te fracturó un día ?
Mi respuesta sería ésta:
-Soy la  "yo"  más feliz que he conocido en toda mi vida.
Le envolví mi corazón con el listón más bello que encontré en una vieja mercería y ahora lo trae puesto, ya que siempre pensé que le sentaba mejor a él que a mí.
 Él a cambio me dio una "vasta bolsa de caramelos". Sí, una mirada, algunos silencios, un millar de besos, confianza, comprensión y éstas ganas de seguir soñando.

Ahora responde.
¿Quieres más explicaciones a eso ?, Puede que no la tenga.


Ilustro esta entrada con una canción que me lleva a aquél lugar donde a menudo lo cito, a aquellos dos años transcurridos. A él. 




2 comentarios:

  1. Creo, querida amiga, que tu y yo tenemos muchas cosas en común ;)

    Pd: he leido tu blog, me encanta como escribes; eso es arte, y lo demás tonteria, jeje.

    Sigue escribiendo, no lo dejes. Me gusta como te expresas.

    ResponderEliminar
  2. Me sorprende demasiado tu comentario.
    Inicié este blog con el afán de escribir, no para alguien, ya que pensé que mis palabras jamás llegarían a un destino.
    Me emociona saber que sí.

    Gracias por hacérmelo saber.
    =)
    Un saludo.

    ResponderEliminar