viernes, 12 de octubre de 2012

Adivina quién ha venido hoy a verme.

Octubre ha llamado a mi puerta, al parecer esta vez no ha llegado sólo. Trae consigo un racimo de rosas, un puñado de arena  por si nos falta tiempo y medio kilogramo de estrellas.

Le observo desde la ventana. Se ha dejado crecer la barba; y trae además retocadas las ganas.

Todo está oscuro ya,  sin embargo, puedo quitarme el ojo derecho, mismo con el que no le sé guiñar para hacía él llegar. ¡Total!, los surcos de mis manos aprendieron a confiar.

Le abro la puerta, mis ventanas y mis brazos.
Apago mis temores y aprisiono al monstruo que habita en mi interior, para que sosegado pueda estar.

¡En buena hora has llegado, Octubre!
Ven, conmigo...
Vámonos lejos de todo pasado, de todo error, prejuicio, duda, incertidumbre, deslealtad, desesperanza, intranquilidad, desamor, apatía...
Serán tus manos el volante; no me apetece hoy la deriva. Me he alejado de todo barco.
Transita a velocidad media mis largas piernas.
Piérdete y encuéntrate en mí.
Deja huella, por si un día al partir, puedas regresar.

¡Vamos, Octubre!
 Llena de ti mis vacíos, une mis vértices, recorre mis aristas, contempla mis lunares.
Enciéndeme y valórame como el último cigarro de esta noche.






domingo, 26 de agosto de 2012

Tengo abierta la ventana porque así se escapa el tiempo sin verte.

¿Qué viene después?
El miedo se apodera de mi falta de carácter. Temo que un día ya no piense en ti, como lo hago ahora.
Temo dejar de preguntarme si estás haciendo algo por nosotros. Temo además, que el día en que te tenga de frente alguno de los dos ya no sea el mismo; y definitivamente, temo que esa, sea yo.
He estado ausente de esto, pero más cerca de mí. Es bien sabido que nadie está completamente sólo, porque se tiene a sí mismo. Pero, un día dije que eras tú quien me complementaba. Quizás ahora sea solamente la mitad de una mujer valiente, la tercia de una persona entregada y apenas un porcentaje mínimo de lo feliz que llegué a ser un día.
¿Qué pasará cuando el mencionar tu nombre no me paralice el cuerpo?
Dime, ¿Qué pasará cuando al andar por las calles sola, deje de necesitar tu mano, que bien iba sujeta a la mía?
¿Qué le hago al par de hijos, al perro, al viaje en la playa caminando vestidos de blanco con los pies al desnudo, a nuestro hogar que construí en mi cabeza?
¿Qué hago con las fotografías donde aparecemos sonriendo?
¿Qué va a ocurrir cuando el día trece de cada mes pase desapercibido para nosotros?
¿Qué va a pasar cuando el escuchar las grabaciones de aquella llamada telefónica de madrugada, no me haga derramar un par de lagrimas?
Ahora dime...
¿Qué va a pasar cuando el "nosotros" ya no nos pertenezca?.

Justo ahora, me siento como aquellas personas que se niegan a mirar a un ser que amaron bajo un ataúd, por miedo a que sea esa la imagen que conserven de éste. Me niego a recordarte lejos, frío, ausente.
¿Sabes cuál es la imagen que guardo dentro?
Es la de aquel Agosto 21, nos veo sentados, despavoridos, hasta que dijiste que era yo con la persona que querías estar...
Ahora, mira un año atrás.
¿Te reconoces?
¿Qué cambió?
¿Cuándo y cómo fue que pasó? y sobre todo...

¿Cuál es la imagen que conservas?.


"Puedo verle desde lejos y sentirle respirar".

miércoles, 15 de agosto de 2012

Del día en que me quité el maquillaje para sonreír.

Quizá sea ya tarde.Hoy, en definitiva las palabras son otras, los galardones fueron ya otorgados, las disculpas no se hicieron esperar y con ellas un brote de lagrimas (hasta el más creyente se cansa de vivir arrodillado).
Vienen buenos tiempos, nuevas personas, viejos amores..



  Hoy querida Inspiración: te has quedado corta y ya no puedo yo ayudarte. 
Gracias y buena suerte.
"Te he dejado en el sillón las pinturas y una historia en blanco, no hay principio ni final; sólo lo que quieras ir contando".
Adiós, adiós mi carita de arroz.


Intenta no respirar...




domingo, 22 de julio de 2012

Hacer promesas de acuarela; intentaré no salirme del papel.


Me dice que el tiempo ha pasado, que las cosas no volverán a ocurrir. Pero, justo aquí llega a mí la cuestión. ¿Realmente ya perdonaste?... 
Contesté con seguridad:
"Nunca hubo rencor de mi parte, y si en algún momento él provocó un daño, éste ya fue borrado."

Hace un tiempo, conversando con un caballero Español, expresó algo que a estas fechas aún recuerdo.
Decía que es mentira que perdonamos, nos pretextamos con la frase hipócrita diciendo "Yo perdono pero no olvido", esperando vengarnos más tarde. Para sorpresa de muchos, esto resulta ser al revés, el andar del tiempo hace lo suyo, el café se enfría, el último cigarrillo se consume y sí, las personas cambian, es por eso que terminan borrándolo después de todo.Y yo, al transcurrir de los días aprendí a estar con la persona que tantas penas regaló a mi vida, adquirí lealtad de quien ya me había decepcionado antes, me concedió formalidad, quien tanto le temía a las obligaciones, me ilumina con su mirar, quien desdibujó un día mi esperanza,y a quien nunca mostré reproche apesar de la falta de verdad.
 Uno no puede sentir aversión por quien realmente ama. Soy una testaruda y defiendo lo que quiero.

Hoy sólo busco algo, caminar a la par del tiempo, dejar a un lado mi vaivén emocional, divorciarme del pasado para comprometerme con mi presente sin pensar en un futuro.

Ahora yo te digo que en definitiva, el tiempo ha pasado, no he olvidado, pero estoy aprendiendo a vivir fuera de ello. Gracias una vez más por el fuego.
Te Amo por el resto del tiempo.



No me importa mostrarme débil mientras escribo, 
Si aún no soy fuerte, ni nunca lo he sido, 
No se amar como aquí juegan, 
Yo amo con los codos, con el sueño, con la voz, 
No tengo objeción en no ser correspondido. 
No me importa cuanto vivan mis amores, 
Yo amo mientras dura, mientras puedo, 
Mientras se vacía el vaso y emprendo mi camino. 
Yo no entiendo como aman los humanos, 
Por eso estoy aquí contigo, por tu duda, 
Por todo lo que no sabes ni averiguas, 
Por todo lo que das sin saber siquiera q tuviste. 
Amo tus alas, tus vuelos, tus caderas 
Donde termina mi noche, mi nostalgia, 
No me importa que no entiendas que te amo, 
Que dudes y llores, y preguntes y reclames, 
Yo te amo. 
           Mientras dure.           
Edel Juaréz. 







sábado, 10 de marzo de 2012

Una verdadera celebración de amor con mayúsculas.

¿Recuerdas cuando te dije con un tono cargado de orgullo que yo tenía el "don" de llorar sin derramar lágrimas?

Sí, afirmaba "Fuera de mis pupilas no verías brotar de mí gotas saladas".
Y me bufaba diciendo."Si no lloro de tristeza, con menor razón lo haré por felicidad".

Entonces, me callaste a besos y caricias.Esta vez caminamos hacía la Felicidad, tus dedos conducían mi espalda,rompimos todo lo que pudo haber estado o no establecido.
Comprobé que uno mas uno no siempre resulta dos.
En definitiva, aquella tarde, uno mas uno nunca dejó de ser uno.
El color de nuestras pieles se tornó rojizo, ni tú fuiste más níveo esta vez que yo.
El invierno que un día llego a existir en nuestros cuerpos, cedió paso al Sol y acabó por carbonizarnos el alma.
Dejamos restar el tiempo y así tu y yo comenzamos a integrarnos.
¿Qué obtuvimos?
El producto de esto fue Amor en su estado más puro, elevado a un exponente infinito.
Disculpa que compare tal escena con las matemáticas; bien dicen que uno habla del mundo que más conoce.

¿Recuerdas que un día te comenté que abriría mi blog donde redactaría todo aquello que aconteció mientras tú llegabas?
Debes enterarte que pasó de todo, escribí hasta cansarme. A mi historia le añadí el personaje que tanta falta hacía.
El que no es como cualquier amante de novela, mucho menos es parecido a un superhéroe.
Mi personaje, en todas las escenas hace muestra de su amor sin necesidad de un guión.
Mi personaje, no es un Dios; pero justo aquí, en la que es hoy mi parte favorita de la historia, ya es inmortal.

Una lágrima me está brotando en este momento, quizá ahora entiendas más lo que me pasa.
Hoy,y a unos meses de tu reaparición, escribo aquí, en nuestro blog.

TE AMO... hasta llorar de gusto.


Y como toda historia tiene una banda sonora...

domingo, 12 de febrero de 2012

Santos que yo te pinté, demonios de tienen que volver.

Qué hubiera pasado si yo hubiese sido otra.
Si no hubiéramos tenido nunca la corazonada de estar juntos.
Si no hubiéramos dejado a un lado el orgullo.
Si no hubiéramos seguido a nuestro rojo.
No sé qué "Hubiera pasado".
Es cierto lo que dicen, uno sabe a dónde pertenece.
Y si de algo puedo estar segura es de que mi hogar es contigo. Sí, en el tejado de nuestra morada residen mis sueños, debajo de nuestra cama se encuentran mis miedos, la desilusión y uno que otro monstruo, en el jardín florece mi humor y la dulzura que hace poco llegó para quedarse, mis "hubieras" ya no existen, los arroje por el ventanal.
Hoy tu y yo ya no los necesitamos.


sábado, 11 de febrero de 2012

No sé qué acabo sucediendo, sólo sentí dentro dardos.

Estoy helada, me urge escribir algo de inmediato, desahogarme de éste, mi charquito de confusiones.
Tengo tanto por gritar que no me percaté de que estoy escribiendo con la libreta al revés, al parecer no dejo de ser tonta ni en estas ocasiones.
Viajo en el andén, la gente me observa quizá estén contemplando mi desesperación y mis ganas de llorar.
No sé cómo llamarle a mi estado de animo, sólo tengo claro que es una composición de frío, de la misma lluvia, del calor de mi cuerpo, de mi desespero, de las quinientas nuevas cuestiones que no has querido responderme, del presente, del pasado, del Amor, de tu no sonrisa, de mis escasas lagrimas, de mis gritos silenciosos...
¿Por qué me siento así?
Es complicado, así que lo ejemplificaré con esto:
En una relación, somos un par de peces en una pequeña pecera de cristal.
Un día fui un pez Betta, me encontré con uno igual a mí. Permanecimos apenas unos instantes juntos, ya que como sabes, uno necesita morir para que el otro resista.
Ahora te enteras que alguien dejó todo por que yo siguiera.
Así es en el Amor: O sonríe uno, o sonríe el otro, jamás es justo aunque lo parezca.
En este momento respondo a la pregunta:
¿Por qué me siento así?
Porque, el Amor es la injusticia más exquisita que conozco, nunca vamos a recibir lo mismo que entregamos: unas veces corremos con "suerte"y nos toca cobrar más pero otras cuantas tenemos que pagar deudas.
Un día me tocó ser motivo de una sonrisa, por lo tanto sonreía desmedidamente.
Actualmente hago todo por verlo sonreír, cuando lo hace, por consecuencia yo lo hago.Y cuando mis reducidos ojos no logran captar el ángulo llano que forman sus labios, en automático dejo yo de sonreír.
Entonces, vuelvo a formularme un par de preguntas:
¿Acaso soy tan incapaz de hacer COMPLETAMENTE feliz a alguien?
o...
¿Puede más un ayer que yo, siendo un "Presente"?
Bien, ahora son Quinientas dos preguntas que no me responderá.

Me altera diciéndome que "Nada es para Siempre" y en seguida me tranquiliza con un "Estaré contigo siempre".
¡Vaya, contradicción!.
Por consecuencia, ya no pido más "Nuncas" disfrazados de "Siempres".
Aprende a amar sólo por hoy.
Sólo por hoy responde una a una mis dudas.
Sólo por hoy deja los recuerdos de lado.
Sólo por hoy cambiémos de lugar, conviérteme en la razón de tu alegría.

Sí, porque sólo por hoy estamos vivos, tal vez mañana nos saquen de la pecera.

jueves, 2 de febrero de 2012

Ayer entré en el hueco donde estás con una excavadora, para echarte de mi mundo y encerrarte, donde no te pueda ver.

¿Recuerdas cuándo fue la última vez que le dijiste a alguien "No te olvidaré"?
Yo tampoco.
Ves, ya lo habías olvidado.
Todos nosotros tenemos algo en común y no me refiero a pieles claras y morenas, cabelleras largas y cortas, rubias o rojizas,lo natural o el exceso de maquillaje, la marca de nuestras prendas, el grosor de nuestro cuerpo, el tono de nuestras voces, la postura al andar, ni mucho menos la talla de nuestro corazón. Somos más que un adjetivo, un nombre o una imagen.
Somos un pasado. Sí, la combinación imperfecta de la pasión, de los errores, del arrepentimiento, de la esperanza y de todo lo que te puedas o no imaginar.

No leíste mal, escribí ARREPENTIMIENTO.
No cabe duda de que no existe sentimiento más sincero que el de culpa.
Nos encanta actuar a destiempo, confundir a los ya confundidos, suplicar, derramar lagrimas sin razón,retroceder, retroceder, retroceder.
Pero, sabes algo. "Retroceder también puede ser avanzar".

Avanza, retorna, más nunca te dirijas a donde la gente te indique.
Dirígete hacía donde el corazón te mande, él sabrá guiarte.
O ¿vas a vivir siempre arrepentido?. Yo tampoco.

martes, 24 de enero de 2012

Tantos siglos, tantos mundos, tanto espacio y... COINCIDIR.

¿Coincidir?
No sé si realmente coincidí con él.
Lo cierto es que estábamos muy cerca,y en ocasiones uno tiene que colaborar con el Destino para que éste nos transporte a dónde vamos a pertenecer.
Ahora, después de un ya largo tiempo, estoy al costado de la persona que había esperado.
Suena mágico, ¿no?.
Hoy ya no hay más letras osadas, queriendo gritar lo que mi cobarde boca no ha podido exclamar.
Hoy, hablo con los ojos, grito con mis manos, siento con las suyas.
Hoy ya no vivo entre comillas, hoy AMO con mayúsculas.


He estado ausente de esto, pero más cercana a él que nunca.
Y eso, me llena, porque sí de algo puedo estar segura es que no basta con coincidir... hay que complementarse.
Y en este momento, estoy íntegra.

viernes, 13 de enero de 2012

Querido Diario:

Me encantaría ser LIBRE, y poder escribir lo que realmente he querido decir desde ya hace tiempo,más no lo que el resto considera "bien" o desea escuchar-leer.
Ser libre, como para comenzar una entrada con un:
"Querido diario:
El día de hoy, me desperté muy tarde, abracé a mi hermana, hice un examen el cual me indicará mi estancia en la escuela, corrí, brinqué, bailé, lloré, lo extrañé, me sentí muy bien...."
Pero,no.
Cuando intento ser la "Yo, que siempre he querido ser", Recuerdo que no debo ser simple, que no me conviene ser tonta, que debo parecer interesante, que debo pensar con madurez, que debo cuidar una a una las palabras que llego a pronunciar, que debo ser muy femenina, que debo der educada... Debo, debo, debo.
Es complicado conocerte tan a fondo y ser tu propio juez, ya que siempre habrán tras de ti, un par de tenedores, con los que, como yo, trituras crudamente todo aquello que has anhelado decir/ser/sentir.
Y si un día frente a mí, apareciera un Genio de esos que salen en las películas que ven los niños ( Agrego que, desde niña tuve gustos complicados y nunca vi un genio en una de mis películas). Le pediría una tiza.
Sí, leíste bien.
Con ella me pintaría la cabellera rosa que he querido tener desde ya hace tiempo, acompañada con un manojo de valor y autoestima que buena falta me hacen.
Dibujaría además, una sonrisa con un ángulo de 178°, ya que esta vez dejaré de lado mi precisión y me daré el lujo de sonreír.
Me trazaría extensos brazos, quizá, con ellos si podré abrazar a todos los que Amo de una buena vez.
Y por último, me pondría un letrero en la frente que dijera mas o menos así:
"Hola, Soy María de Jesús Sánchez. Y hoy, soy la yo que he querido ser"
y tú... ¿Quién eres? o... ¿Quién has querido ser?.

martes, 3 de enero de 2012

Prometo no pensar en ti, esta noche nada más.

Tercer día del año.
Y por más que he querido dejar atrás lo ocurrido en el año anterior, me ha sido inútil hacerlo, ya que como lo supuse todo quedo en un cambio de cifras.
Hoy me acordé de ti. Y no puedo dejar de lado lo que representaste en aquellas tardes de Abril para mí.
Porque a pesar de que portaba sobre mis ojos un vendaje el cual no permitía mirar a nadie que no fuese Él, apareciste frente a mí y con sólo escucharte calmaste uno a uno mis temores y me brindaste la protección que siempre busqué. Y sí, dije bien, PROTECCIÓN y no necesito ser la más sabia para decir que uno busca en alguien las carencias familiares. Yo, en ti encontré a mi padre.
Encontré un hombre inteligente tal cual al que admiro.
Encontré frialdad pero no tuve que buscar  demasiado para hallar  el 'tú' más dulce.
Encontré abrazos cálidos, besos lentos y un Te Amo que a diferencia mía, no fue instantáneo.

Y sí, seguramente se preguntarán ¿Y entonces, porqué te fuiste de su lado?
Él y yo fuimos un par de árboles, a simple vista eramos iguales, compartimos el mismo Sol, lloramos la misma lluvia. Pero un día, dejó de ser Primavera.
La respuesta se resume a esto:  Él y yo estábamos en la estación equivocada.

Desde ese entonces, arrojé a la basura el letrero que portaba en la espalda, el cual decía así: "Ésta niña no ha roto nada".  No puedo excusarme con nada, el daño hecho está.
Sólo puedo agregar que esto es así. A nadie le gusta lo fácil, tampoco a él.
Siempre o casi siempre va a haber uno que lleve puesto el disfraz de Débil y lo admito, es mucho más complicado portarlo de lo que parece.

Y sin más, agrego una estrofa que al inicio de todo lo que fuimos un día te dije:
"No imaginas lo dichosa que me siento. Tú has sido mi descubrimiento accidental.
No sabría decir si fue el Destino, El Karma o la Casualidad. Sólo sé que soy otra persona desde que te vi llegar".

Gracias por haber hecho de mí, el árbol más feliz de todo el bosque.
Te Quiero y Admiro.


Te regalé esta canción. Espero aún la conserves.