viernes, 13 de enero de 2012

Querido Diario:

Me encantaría ser LIBRE, y poder escribir lo que realmente he querido decir desde ya hace tiempo,más no lo que el resto considera "bien" o desea escuchar-leer.
Ser libre, como para comenzar una entrada con un:
"Querido diario:
El día de hoy, me desperté muy tarde, abracé a mi hermana, hice un examen el cual me indicará mi estancia en la escuela, corrí, brinqué, bailé, lloré, lo extrañé, me sentí muy bien...."
Pero,no.
Cuando intento ser la "Yo, que siempre he querido ser", Recuerdo que no debo ser simple, que no me conviene ser tonta, que debo parecer interesante, que debo pensar con madurez, que debo cuidar una a una las palabras que llego a pronunciar, que debo ser muy femenina, que debo der educada... Debo, debo, debo.
Es complicado conocerte tan a fondo y ser tu propio juez, ya que siempre habrán tras de ti, un par de tenedores, con los que, como yo, trituras crudamente todo aquello que has anhelado decir/ser/sentir.
Y si un día frente a mí, apareciera un Genio de esos que salen en las películas que ven los niños ( Agrego que, desde niña tuve gustos complicados y nunca vi un genio en una de mis películas). Le pediría una tiza.
Sí, leíste bien.
Con ella me pintaría la cabellera rosa que he querido tener desde ya hace tiempo, acompañada con un manojo de valor y autoestima que buena falta me hacen.
Dibujaría además, una sonrisa con un ángulo de 178°, ya que esta vez dejaré de lado mi precisión y me daré el lujo de sonreír.
Me trazaría extensos brazos, quizá, con ellos si podré abrazar a todos los que Amo de una buena vez.
Y por último, me pondría un letrero en la frente que dijera mas o menos así:
"Hola, Soy María de Jesús Sánchez. Y hoy, soy la yo que he querido ser"
y tú... ¿Quién eres? o... ¿Quién has querido ser?.

No hay comentarios:

Publicar un comentario